Burdina es el proceso que trata de monitorizar y, en la medida de lo posible, impulsar el segundo sector de Otxandio. La industria ha sido históricamente el motor económico de nuestro pueblo. En la segunda mitad del siglo XX ha habido un impulso emprendedor endógeno capaz de poner en marcha empresas industriales que han dado trabajo a la población local.

El contexto económico global nos sitúa en un escenario donde se intuyen dificultades para mantener la actividad industrial tal como se ha concebido hasta ahora. ¿Cómo contribuir positivamente para amortiguar los factores de debilidad que presenta nuestro entorno y tratar de mantener así los puestos de trabajo en el segundo sector? ¿Qué tipo de actividad industrial podría albergar la zona industrial en el futuro? Estas son las preguntas que tratará de responder el proceso Burdina.