Lurra es el proceso que toma como eje de trabajo la soberanía alimentaria. Se desarrollarán prácticas que nos posibiliten transitar hacia un escenario de menor dependencia alimentaria. En este sentido, el proceso Lurra está estrechamente relacionado con el proceso Arnasa, ya que se trata en buena medida de desarrollar el potencial económico del primer sector. Más allá, se impulsará la agricultura ecológica como base de un desarrollo sostenible que respete el medio natural.

Uno de los trabajos base de este proceso es ordenar y gestionar el uso del medio natural definiendo el tipo de empleabilidad que adquirirán las tierras y los bosques públicos de los que dispone nuestro municipio.